– ♥ –

 ADIÓS

Se le olvido advertirme que todo acabaría…

Que las rosas iban a marchitar y solo las espinas quedarían.

Se le olvido decirme que este amor no era tan especial

como llegue a imaginar que lo seria…

Que para usted fue otro amor nada más, que nada cambiaría.

Nunca logre percibir el dolor que su amor me causaría;

nunca llegue a divisar en nuestro amor una posible despedida…

Y aquí esta… y me despido para siempre sintiendo el corazón

todo arrugado y partido en mil pedazos…

Ojala que usted encuentre lo que busca;

ojala que la sepan querer y la hagan feliz todos los días…

Ojala que no sufra como yo, porque después de amarla

inmensamente con toda mi ternura,

no puedo desearle ninguna desventura.

Autor: Diego Zapata Nicholls

©Extraido de: http://www.predicado.com/articulo.php?id=242968

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s