Su nombre era Sábado (1era parte)

Esta es la historia de un hombre cuya inteligencia y perspicacia, siempre lo llevó a pasarlo bien. Sábado, parece ser un nombre extraño para una persona, y ciertamente no es su nombre real, pero como su sola presencia era fiesta, adoptó dicho nombre, un día de la semana en el que todo era fiesta. Aquí lo llamaremos simplemente Mister S.

El señor de la fiesta perenne era de aspecto alto, fuerte, blanco, cabello rizado, ojos grandes, nariz aguileña y labios carnosos; de voz pausada pero no lenta y cada palabra que pronunciaba parecía estar planificada para seducir, de día era administrador, pero de noche sus deseos eróticos los plasmaba en letras y en la webcam.

Tenía un pasatiempo peculiar: le gustaba coleccionar pantaletas, su novia y algunas amigas cercanas que sabían de su gusto extremo le regalaban unas pocas, pero no solo las coleccionaba, le gustaba de vez en cuando usar  las tangas que le regalaban y exhibirlas a sus afortunadas (dicen que tenía lindas nalgas)…

Un día, Sábado conoció a Dayana, cuya personalidad era opuesta a la de él, aún así, congeniaron bastante bien desde un primer momento y mantenían largas conversaciones en las tardes, él esperaría un poco para develarle su secreto…

(CONTINUARÁ)

Autor: Ingrid Alexandra Morales S.

2 comentarios el “Su nombre era Sábado (1era parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s